Cabo Polonio

 

Le invitamos a disfrutar de las maravillas de Cabo Polonio, brindándole un lugar desde donde podrá apreciar la inmensidad el Océano Atlántico uniéndose maravillosamente con las doradas dunas. Un lugar de historias y leyendas, donde la singularidad lo sorprenderá a cada momento. Sienta esa magia intensamente, nosotros le brindamos la comodidad para vivirlo a pleno. Un sitio apartado de la civilización, reserva natural a la cual solo se accede en vehículos especiales o caminando a través de nueve kilómetros de dunas de finas arenas. Preservado en este estado en su mayoría por la falta de electricidad, lo que acentúa la iluminación natural del cielo nocturno. El océano, las dunas, rocas sobre las que descansan lobos y elefantes marinos, y durante ciertas épocas del año el pasar de las ballenas francas escoltadas por grupos de toninas y delfines. Durante las noches, la luz centinela del faro nos guía con su brillo y durante el día sus hermosas playas y el pleno sol nos renueva la energía, para poder disfrutar de paseos en una zona de encantos incomparables. Cabo Polonio está situado a 34º24’17.63  latitud ‘N’ y 53º74’07.01 longitud ‘W’. Hace poco años, sólo se podía llegar a él en carro,  o simplemente caminando por las inmensas dunas  o por la orilla del mar durante tres largas horas de  caminata, cruzando el arrollo de Valizas y caminando  7 kilometros por la costa. Hoy en día basta con llegar hasta  el kilómetro 264 y medio de la ruta 10,  en el Departamento de Rocha; una vez en la entrada, las opciones son caminar 9 km entre dunas de arena y bosque o contratar transporte, en alguno de los vehículos todo terreno que hacen la travesía hasta el Cabo Polonio.